Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FacebookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.economia.com.mx/ >Artículos de economía.>El sistema financiero mexicano>Las casas de bolsa, un intermediario financiero.
Esquina


Tarjeta de credito

Tarjeta de credito



Tarjeta de credito

Las casas de bolsa, un intermediario financiero.

Los inversionistas que busquen participar en el mercado financiero (en nuestro país será la Bolsa Mexicana de Valores), tendrán que hacerlo a través de un intermediario financiero; siendo éstos: las casas de Bolsa, los especialistas bursátiles, todas aquellas entidades financieras autorizadas por las leyes para operar con valores en el mercado de éstos.   

Las casas de bolsa y especialistas bursátiles deberán ser autorizadas, las cuales deberán organizarse conforme lo establece la Ley General de Sociedades Mercantiles.   

Dentro de las funciones que podrán desempeñar las casas de Bolsa, conforme a la Ley del Mercado de Valores, se señalan: Actuar como intermediarios en el mercado de valores; recibir fondos por concepto de las operaciones con valores que se les encomienden; prestar asesoría en materia de valores en forma directa o a través de empresa subsidiarias; podrán recibir préstamos o créditos de instituciones de crédito o de organismos de apoyo al mercado de valores; conceder créditos para la adquisición de valores con garantía de éstos; celebrar reportes y préstamos con valores; actuar como fiduciarias en negocios directamente vinculados con las actividades que le sean propias.   

Igualmente, conforme a las disposiciones que dicte la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, podrán realizar operaciones por cuenta propia que faciliten la colocación de valores o que apoyen a dar mayor estabilidad a los precios de éstos, y a reducir los márgenes entre cotizaciones de compra y venta de los propios títulos; pueden proporcionar el servicio de guarda y administración de valores, depositando los títulos en la propia casa de Bolsa, en una institución para el depósito de valores o en su caso, donde la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, así lo determine; pueden realizar inversiones con cargo a su capital global; pueden realizar operaciones a través de oficinas y sucursales, agencias de instituciones de crédito; invertir en acciones de otras sociedades que les presten servicios; actuar como especialistas bursátiles; celebrar operaciones financieras conocidas como derivadas, siempre y cuando cumplan con los requerimientos que en materia de administración de riesgos al efecto se establezcan.   

Por consiguiente, un ahorrador que quiera convertirse en un inversionista que busque obtener mejores resultados en materia de rendimientos, podrá hacerse asesorar por funcionarios de una casa de Bolsa, quienes conforme a las leyes del Mercado de Valores, tendrán la obligación de atenderlo de la mejor manera posible a fin de darle a conocer los diversos fondos de inversión que existan en el mercado financiero, y sea el propio ahorrador quien de una manera responsable y habiendo valorado las ventajas y desventajas que puede tener al escoger uno de los fondos de inversión que se le hayan presentando, decida cuál tomar y pueda colocar sus ahorros a fin de que éstos le den los resultados que espera.   

No deberá olvidar el inversionista al tomar la decisión, de colocar sus ahorros en determinado fondo: cuál será su objetivo al invertir, a qué plazo desea colocar dicha inversión y qué tanto riesgo desea correr (pues esto es muy importante a la hora de decidir, considerando que altas ganancias mayores riesgos), por tanto, el inversionista deberá tomar en cuenta lo que su asesor bursátil le haya explicado, lo que su gerente de banco le haya comentado respecto a los riesgos que se tienen cuando se decide participar en un mercado financiero, abierto al público y que alguna vez haya oído comentar que se tienen grandes ganancias, pero también se pueden tener grandes pérdidas.   

Siempre será interesante para cualquier persona (ahorradora y con deseo de ganar más) tomar en cuenta, que sólo ella será la responsable de su decisión, pero también, será interesante que considere que el asesor bursátil no dejará de ser un vendedor de fondos para la empresa donde él trabaja, por lo que requerirá pensar bien cualquier decisión que vaya a tomar.   

Es importante también asesorarse de un especialista jurídico, ya que la casa de bolsa y el inversionista firmarán un contrato represtación de servicios bursátiles, y es recomendable no pasar por alto todo lo que en el mismo contrato quedará establecido, a fin de que mañana, no se vea sorprendido y le deje toda la libertad de invertir a su asesor, si no que siempre el ahorrador sea consultado para cualquier cambio o modificación se deba tomar en cuanto, a reinversión de utilidades, a cambio de plazo en su inversión, a otro tipo de fondo, y estar monitoreando los altibajos y resultados del mercado financiero.   

Señor ahorrador, si busca mejores resultados y sobre todo desea que lo que tanto trabajo le ha costado llegar a tener o reunir, acuda a una casa de Bolsa seria (hay muchas actualmente), pregunte, infórmese, platique con personas de su confianza, con profesionistas que conozcan sobre materia financiera y no se deje llevar por sentimientos, ni por simples corazonadas, ya que al final lo que desea es incrementar sus ahorros, mejorar su patrimonio y esto es un asunto que debe tomarse con mucha seriedad.

Dr. Luis Núñez Álvarez.

Los ahorros ya cuentan con seguridad y protección. | Los bancos, obligados a informar.

El sistema financiero mexicano
Artículos de economía.

Zona de comentarios

Política de Privacidad Anúnciate aquí Contacto

Aviso de responsabilidad