Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FacebookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.economia.com.mx/ >Artículos de economía.>El sistema financiero mexicano>Los ahorros ya cuentan con seguridad y protección.
Esquina


Tarjeta de credito

Tarjeta de credito



Tarjeta de credito

Los ahorros ya cuentan con seguridad y protección.

Cuando México hubo de enfrentar una más de las crisis financieras en el año de 1994 (la llamada crisis de diciembre), los mexicanos tuvimos que padecer una alta devaluación, tasas de interés excesivas, generándose con esto en el año de 1995 pérdida de empleos (se calcula que en dicho año se perdieron aproximadamente dos millones), los empresarios se vieron en la necesidad de cerrar sus pequeñas o medianas empresas (se dijo en su momento que había un cierre de cuatro y media empresas diariamente).   

Dicha crisis a más de lo comentado en el párrafo anterior, dió origen a una burbuja inflacionaria teniendo como consecuencia la pérdida de muchas viviendas que se habían adquirido durante los años de 93, 94, compras que se fueron dando, dadas las facilidades que los bancos dieron para tal operación. Esto, aunado a la expedición de tarjetas bancarias sin el análisis de crédito, ni de la capacidad de pago de quienes obtenían un plástico, y a su vez los despidos de personas por cierre de empresas, las cosas fueron cambiando a tal grado, que muchos mexicanos tuvieron que abandonar sus casas, sus saldos bancarios se fueron hasta las nubes en sus nubes (el capital generaba intereses y al mismo tiempo la suma de capital e intereses, generaba más intereses), lo que generó una espiral de crisis económica.   

Pero ¿qué se hizo en su momento para afrontar dicho problema? De entrada, el gobierno federal creó un programa de ayuda a deudores, luego se decretó la creación del FONDO DE APOYO BANCARIO A DEUDORES, lo que vino a convertirse en la actualidad en el INSTITUTO DE PROTECCIÓN AL AHORRO BANCARIO, convirtiendo la deuda en una DEUDA PÚBLICA, lo que en este artículo no será objeto de análisis o crítica, sino me da pie a lo que a continuación comento.   

Dado la existencia del IPAB, la quiebra de una institución de banca múltiple no significará para el ahorrador la pérdida de sus recursos y, mucho menos, genera un rompimiento de relación entre el prestador de un servicio financiero y adquirente de éste (cliente bancario), y es que además del IPAB, ahora se propone la aprobación por parte del Congreso de la Unión el proyecto de Ley denominado: LEY DE RESOLUCIONES BANCARIAS, para que cuando un banco tenga que ser liquidado, las cuentas de los ahorradores puedan ser traspasados a otra institución de banca múltiple, "sin que sea necesario el consentimiento previo de cada una de las personas poseedoras de una cuenta de ahorro". Esto por supuesto será benéfico para el ahorrador, ya que la institución que reciba dichos traspasos de cuentas tendrá la obligación de respetar los derechos y obligaciones que el banco asumió cuando era su cliente.   

Bajo la regulación que se espera sea aprobada, contempla la posibilidad de que los depositantes que sean trasladados a otra institución bancaria, estarán en condiciones de solicitar a la institución adquirente de sus ahorros, el pago de sus recursos, aún antes del vencimiento de la fecha pactada. No debe olvidar el público ahorrador que a partir del 1 de enero del 2005, el monto de los recursos estarán garantizados por la institución de banca, donde tenga su cuenta, hasta por un total de 400 mil Unidades de Inversión (UDIS), es decir, hasta por un equivalente en pesos de un millón 450 mil pesos por persona y por cada banco donde tenga depositados sus ahorros.   

Por tanto, la Instituto para la Protección del Ahorro Bancario, se ve en la necesidad de generar las reservas para el seguro de depósito que protegerá los recursos de las personas que tienen guardados en las instituciones de banca. El secretario ejecutivo del IPAB, ha propuesto que el pasivo que heredó del Fondo Bancario de Protección al Ahorro (FOBAPROA), sea transferido al gobierno federal, buscando con esto un esquema de cuotas mucho más eficiente.   

También se está viendo la posibilidad de revisar el monto del seguro de depósito, (el monto de las 400 mil UDIS), puesto que afortunadamente la macro economía de México por el momento se encuentra sana; inflación baja, tasas de interés bajas, el peso flotando en función de oferta y demanda del mismo, las reservas del Banco de México su saldo alto, la Deuda Externa reprogramada a plazos más largos y con quitas, que dan seguridad al inversionista extranjero, (sin embargo, no se debe soslayar el crecimiento de la Deuda Interna de la cual en su momento comentaremos al respecto); pero no quiere decir que el poder adquisitivo del dinero no se esté deteriorando, sino que es conveniente tomar precauciones y medidas antes de cualquier problema financiero que pudiera presentarse en un futuro inmediato.   

Se considera importante señalar a fin de que el público usuario de servicios financieros conozca, que pese al enorme costo fiscal de la crisis financiera, al cierre del 2004, ascendió a un billón 248 mil millones de pesos, lo que equivale a 16.98% del PIB, por fortuna las autoridades sólo tuvieron que atender querellas contra ejecutivos y funcionarios bancarios que sumaron 248, las cuales se han ido resolviendo y a la fecha más o menos quedan pendientes de resolver 19.   

Lo anterior hace pensar que pese a los vaivenes de altas y bajas (crecimiento económico bajo en nuestro país), los resultados financieros a la fecha podemos decir que han sido de éxito, sin que olvidemos que desgraciadamente nuestra economía siempre depende de la gran potencia EEUU, ya que si le va bien a ellos, a nosotros nos irá bien, pero si no debemos considerar una protección, a fin de evitar males mayores. Ante esta circunstancia será bueno mencionar que la moneda fuerte como es el dólar, a la fecha se ha visto constantemente golpeado por problemas derivados de las alzas en el precio del petróleo, los problemas de la guerra en IRAK, las amenazas de IRÁN, los fuertes yacimientos de gas que posee Rusia y que puede abrir en su momento las llaves de sus gasoductos e invadir los mercados, pues todo ello nos podría cambiar la buena imagen de nuestra economía.   

De ahí que resulte importante que el IPAB cuando fue aprobada su creación, pensó en la seguridad de los ahorradores, (sino es la panacea), si es un alivio para quienes hacemos uso de los servicios financieros en materia de ahorros.    

Señores ahorradores, mucho cuidado, siempre infórmense respecto de los servicios financieros en materia de ahorro, vean qué es lo que les ofrece la banca, bajo qué condiciones y sobre todo, revisen lo que hayan dispuesto o decidido firmar.

Dr. Luis Núñez Álvarez.

Conozca nuestro sistema financiero. parte 4 | Las casas de bolsa, un intermediario financiero.

El sistema financiero mexicano
Artículos de economía.

Zona de comentarios

Política de Privacidad Anúnciate aquí Contacto

Aviso de responsabilidad