Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.economia.com.mx/ >Artículos de economía.>Ministro del Año>
Esquina


Tarjeta de credito

Tarjeta de credito



Tarjeta de credito

Ministro del Año

Los artículos publicados en esta página son opiniones de profesionales y usuarios y no reflejan necesariamente el sentir de los que administramos Economía y Finanzas.

 Enviénos tu artículo para publicarlo


Por Fernando Mota Martínez

Para Ma. Isabel, mi hija en su aniversario.

Un hombre, José Angel Gurría Treviño, preocupado por las finanzas nacionales, no puede dejar de ver por las propias. No se trata de tener azadón de palo siendo herrero sino de ser candil de la casa aunque afuera todo sea oscuridad.

El hombre que después de elaborados cálculos determinó que en el año 2000 le asignen cuatro pesos con 75 centavos a cada uno de los 30 millones de pobres que hay en la nación (a eso equivalen los 52 mil millones de pesos propuestos para el combate frontal contra la pobreza extrema, perfectamente divididos entre 30 millones y entre 365 días de cada año) nada le preocupa. A su temprana edad tiene un blindaje financiero personal derivado de sus abultados ingresos y pagado, desde luego, por el hambre crónica de quienes nada, por desinterés censurable, entienden de economía.

Hay de blindajes a blindajes. Los tres que se conocen son obra suya. El primero, correspondiente a la nación, consiste en asegurar, mediante préstamos anticipados, que no habrá crisis sexenal porque estamos cubiertos de dólares para soportar cualquier ataque del exterior y, también del interior, pues no hay que olvidar que dentro del país hay muchos traidores de la política hacendaria. ¡Esos especuladores que, apenas sienten aire, buscan refugio para sus capitales en Estados Unidos!

El segundo es el ya referido a los pobres. Al final de año 2000 habrá menos menesterosos porque muchos de los actuales se habrán muerto de hambre, ya que con 4.75 pesos al día no tuvieron oportunidad de contribuir con sus excedentes dinerarios a la formación del ahorro interno, pero necesario para robustecer la macroeconomía, principio y fin de la política ortodoxa, moderada y bien estructurada que ha dado bienestar a nuestras familias.

El tercero, el más reciente es el que se refiere a su persona. José Angel Gurría Treviño percibe una pensión. Ha trabajado tanto y tan bien en todos los frentes a los que se le ha enviado, que no puede haber más que justicia aunque sea magra, como la que se imparte en este país. Por eso, porque hay justicia, el Ministro de Finanzas del Año (según Euromoney) tuvo la previsora idea de asignarse una pensión mensual de únicamente 457 mil pesos que toma, legalmente, por supuesto, de las arcas de Nacional Financiera.

¿Por qué no habría de hacerlo?. Desde los tiempos en que era operador de Télex hasta los actuales en que despacha como encargado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (donde también cobra), ha sudado mucho.

Su esfuerzo debe ser premiado con largueza, pues no se debe olvidar que ha sido uno de los principales artífices de nuestra deuda externa (y es enorme) ya que con acierto el pueblo mexicano, incapacitado porque es torpe e ignorante para designarlo Ministro dw Finanzas del Año, sí tuvo la justa y genial ocurrencia de llamarlo con propiedad como "El ángel de la dependencia". Título y definición pues como tal se desempeño al trabajar como representante de los acreedores. No en balde fue director general de crédito en la entidad burocrática de la que ahora es titular.

Él, José Angel Gurría Treviño, está seguro de que no habrá crisis sexenal, pues todo está bajo control: el país, hipotecado; los pobres, engañados y él, protegido con un blindaje financiero personal capaz de resistir los embates económicos de una inflación reprimida, de una paridad incierta y, finalmente, de una capacidad de compra en sus magros ingresos porque, una vez retirado de Hacienda, no podrá hacer efectivos sus ahorros depositados en la Afore de su preferencia personal porque, ese beneficio, no alcanza todavía a los servidores públicos.

Por eso percibe la pensión que se autoasignó en Nacional Financiera, de la cual, para asegurar la pensión, acaban de despedir a casi 500 mexicanos. La liquidación de estos ahora desempleados debe considerarse como un gesto solidario hacia quien tanto ha hecho por los pobres: El Ministro de Finanzas del Año, el Jefe de las Finanzas Nacionales, el Pensionado de Oro.

Zona de comentarios

Política de Privacidad Anúnciate aquí Contacto

Aviso de responsabilidad