Logo Clubplaneta
Buscar en el portal

Compártenos
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it
/www.economia.com.mx/ >La economía personal y del hogar.>Armar un presupuesto ante la contingencia>

Armar un presupuesto ante la contingencia

armar un presupuesto ante la contingencia

Este ejercicio te ayudará a establecer claramente los ingresos y gastos personales o de tu familia para realizar una planificación que te permita tomar mejores decisiones sobre tu dinero.

El golpe económico real que dejará la crisis ocasionada por el coronavirus aún es incalculable, pero lo cierto es que gobierno, empresas y familias se verán afectados en algún punto, por lo que es impostergable establecer un presupuesto de contingencia.

Este ejercicio te ayudará a establecer claramente los ingresos y gastos personales o de tu familia para realizar una planificación que te permita tomar mejores decisiones sobre tu dinero. Es aconsejable contemplar que este presupuesto de contingencia sea flexible y se mantenga al menos los siguientes 3 a 6 meses.

De acuerdo con la plataforma de comparación de servicios financieros Coru.com, estos son los pasos que debes seguir.

  • Identificar los ingresos con que se cuentan hasta ahora. Se debe hacer cuanto antes una revisión detallada de los ingresos mensuales, como salario, honorarios u otros ingresos que se hayan acumulado hasta ahora, además de incluir el dinero de los fondos de ahorro o inversiones, en caso de tenerlos.

  • Revisar los gastos hasta el momento. Ubicar claramente los rubros de gastos indispensables que corresponden a necesidades personales o familiares como alimentos, pago de servicios básicos, renta, pago de deudas, ahorro, y separarlos de otros gastos no urgentes como gasto en ropa y todos los desembolsos que podemos posponer para el momento en que pase la crisis por la pandemia o que se tengan mayores ingresos.

  • Reorganizar prioridades y recortar gastos en crisis. Una contingencia como la pandemia actual de coronavirus exige reacomodar prioridades: quizá ya no sea indispensable contemplar gastos de transporte, restaurantes o entretenimiento fuera; pero el pago de sanitizantes, algunas medicinas, comida por medio de apps y pago de internet en casa serán una prioridad los siguientes 3 a 6 meses, por lo que es un buen ejercicio reacomodar los gastos que sí serán vitale y cortar de tajo aquellos que no son estrictamente necesarios para subsistir.

  • Buscar ingresos, o bien, mantenerlos estables. Desafortunadamente la recesión puede generar desempleo o bien, que el sueldo se reduzca en función de horarios laborales disminuidos, por lo que estar preparados para que los ingresos se vean lo menos afectados.

alternativas para capitalizar

Es recomendable buscar alternativas para capitalizar, ya sea mediante la renta de propiedades o mediante emprendimientos acordes a la contingencia como negocios digitales. Si la situación será crítica en los siguientes 2 a 4 meses, es momento de ir comparando en internet distintas alternativas crediticias favorables, desde préstamos personales o bancarios con tasas preferentes o fijas, hasta tarjetas de crédito que pueden ayudar en caso de hospitalización o atención médica.

Solo en casos específicos, y cuando no tengas otra alternativa, puedes contemplar adquirir un crédito.

Nota: Si tienes un hábito de ahorro o fondo de emergencias, es importante que lo mantengas vigente y hagas uso de él únicamente en casos extremos como desempleo, enfermedad grave u hospitalización. Si no tienes un ahorro previo, es crítico que si aún tienes un ingreso fijo destines una parte de éste para ahorrar y que revises planes de créditos o préstamos personales.

Fuente:Milenio.
Dinero en imagen.

Zona de comentarios

Política de Privacidad Anúnciate aquí Contacto

Aviso de responsabilidad