Logo Clubplaneta
Buscar en el portal

Compártenos
FacebookTwitterGoogleCorreoPin it
/www.economia.com.mx/ >La economía personal y del hogar.>La compra con abonos chiquitos>Pagos chiquitos ¿conviene?

Pagos chiquitos ¿conviene?

pagos chiquitos, ¿conviene?

Aunque aparentemente resultan cómodos, los pagos “chiquitos” a la hora de hacer cuentas pueden llegar a costarte hasta 50% más caros.

Si estás pensando en adquirir algún producto porque se te descompuso la lavadora, o el refrigerado, o simplemente quieres darte el gusto de comprarte la pantalla que tanto te gusta, piénsalo dos veces antes de comprar en abonos “chiquitos”, ya que puedes terminar pagando hasta 50% más del costo del producto.

Recuerda que aunque este tipo de crédito puede parecer cómodo para adquirir un producto, bajo el compromiso de que se pague una cantidad pequeña y fija de forma periódica a un plazo elegido, ya sea semanal, quincenal o mensual, se debe analizar la opción.

Considera que antes de aceptar esta modalidad de pagos chiquitos, debes analizar por cuánto tiempo se tendrá que pagar dicha cantidad, ya que en ocasiones se duplica el precio real del producto.

Al comprar un artículo con un esquema de pagos diferidos el precio puede resultar entre 38% y 50% más caro que adquirirlo de contado, así lo señala el último estudio "Quién es Quién en los Precios" realizado por la Procuraduría Federal del Consumidor.

Ello, debido a que sólo una parte del pago se va a la deuda y el resto al pago de intereses. En este sentido, entre mayor sea el plazo elegido, mayor será el importe pagado al final del crédito, aun cuando los pagos sean “chiquitos”.

Para evitar que los esquemas de pago atenten contra tus finanzas, la Condusef recomienda seguir los siguientes tips:

evalúa cuánto vas a pagar

1- Evalúa cuánto vas a pagar en total, compara el precio de contado con la suma que pagarás una vez que concluya el crédito.

2- Considera el impacto de tus pagos en tu presupuesto, pregúntate si te sentirás igual de emocionado el año próximo cuando tu producto valga mucho menos de lo que cuesta ahora y tu sigas pagándola.

3- Los créditos a plazos semanales generalmente resultan más caros que los quincenales y estos últimos más caros que los mensuales (esto dependerá del monto de la parcialidad). Pregunta si es forzoso realizar el pago en el establecimiento, si es así, contempla el gasto de transporte, gasolina y estacionamiento que deberás cubrir cada vez que vayas a pagar.

4- Es importante pagar puntualmente para evitar el cobro de recargos o embargo sobre el bien adquirido.

5- Toma en cuenta que el crédito en la modalidad de pagos “chiquitos” implica una tasa de interés. Esta tasa varía según el artículo y el establecimiento. Es posible que también influya el plazo del crédito, pues a veces a mayor plazo, mayor es la tasa.

Según cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el 40% de las ventas o compras de los mexicanos en el país es realizada mediante el sistema de los pagos chiquitos, teniendo como sus principales exponentes a Famsa, Elektra, Coppel, y a últimas fechas, Chedraui y Comercial Mexicana.

¡Cuidado con los pagos chiquitos!

¡cuidado con los pagos chiquitos!

Condusef advierte que sólo por elegir esta modalidad tendrías que pagar entre un 20 y 50 por ciento más del valor del precio normal de la compra, además de ser uno de los financiamientos más caros del mercado.

Otro punto a contemplar es que este tipo de compras sí genera historial crediticio, y en caso de caer en morosidad debido a la tasa de interés tan alta se convierte en una deuda que no se puede negociar, por lo que, pagar por medio de una negociación no es factible.

Es una opción cuando no se tiene acceso a una tarjeta de crédito o no se cuenta con el ahorro suficiente para pagar de contado. Sin embargo hay que dejarlo claro: este tipo de crédito puede ser de los más caros del mercado. Aparentemente resulta muy cómodo pagarlo por lo poco que hay que desembolsar periódicamente y por la seguridad que da saber que esta cantidad no cambiará mientras dure el crédito (si se es puntual con los pagos). Pero si haces cálculos y multiplicas los pagos chiquitos por el número de desembolsos que hay que hacer, resulta que el importe total a pagar puede ser de hasta 50% más caro que el precio de contado.

Fuente:
Condusef.
Profeco.
Expansión.
Resuelve tu deuda.
Kon dinero.

¿Cómo funcionan los pagos chiquitos? | ¿Qué es el CAT?

La compra con abonos chiquitos
La economía personal y del hogar.

Zona de comentarios

Política de Privacidad Anúnciate aquí Contacto

Aviso de responsabilidad