Logo Clubplaneta
Buscar en el portal

Compártenos
FacebookTwitterGoogleCorreoPin it
/www.economia.com.mx/ >La economía personal y del hogar.>El ahorro>Gastos que debes eliminar para ahorrar más dinero

Gastos que debes eliminar para ahorrar más dinero

eliminar gastos para ahorrar más dinero

El dinero que no desperdicia es la ganancia más fácil que puedas hacer.

Si en algún momento tratamos de ahorrar, pero no podemos o no alcanzamos las metas que nos planteamos, entonces lo más probable es que hay algo que hacemos mal. Contar con un fondo de ahorros para emergencias es necesario, pues de esta manera podemos enfrentar los imprevistos sin necesidad de adquirir deudas impagables.

¿Gasta más dinero del que le gustaría? No está solo. Muchas personas en el mundo viven de sueldo a sueldo y no tienen mucho dinero para ahorrar.

A veces esto se debe a que los ingresos son demasiado bajos para pagar las necesidades básicas. Pero en muchas situaciones, las personas no ahorran lo suficiente no porque ganan muy poco, sino porque gastan demasiado.

Gastos que se pueden eliminar para mejorar el ahorro

eliminar gastos

1. Televisión por cable
Es necesario pensar si vale la pena pagar o no por este servicio. La mayor parte del día estamos en el trabajo y sólo llegamos a ver la tele un par de horas por la noche.

En este caso, para no prescindir totalmente del entretenimiento dentro de casa, lo mejor sería pensar en costear un servicio como Netflix, que es hasta 50% más barato. Otra opción es comprar un Apple TV o Chrome Cast para ver la televisión por Internet.

2. Mensualidades del auto
Ceñirse a pagar la mensualidad mínima muchas veces no funciona, pues si bien la deuda no crece, tampoco disminuye considerablemente y el tiempo para pagarla sólo se hace más largo.

De ser posible, lo más aconsejable es aportar más de lo requerido para acabar pronto y pagar menos intereses. El bolsillo siempre agradece tener menos gastos.

3. Salir a cenar

salir a cenar

Disminuir las salidas a comer y comprar sólo los alimentos necesarios para la casa es de gran ayuda. La lógica es que si se adquiere comida para la casa, entonces no tiene sentido ir a un restaurante. Es doble gasto.

El crear planes de comida aporta al control del presupuesto. Por un lado, destinar determinada cantidad a comer fuera de casa y planear las veces que se va a salir; por otro, armar un calendario de los días que sería mejor cocinar.

4. La membresía del gimnasio
Sólo los verdaderos amantes del ejercicio aprovechan al 100% un gimnasio. Casi es el mismo caso que la televisión por cable: vamos cuando podemos y pueden pasar semanas enteras sin aparecernos por ahí.

Si hacemos ejercicio de manera esporádica, por ejemplo, correr, en este caso, lo mejor es hacerlo en la calle. En internet también se pueden encontrar sesiones de yoga o acondicionamiento para hacer en casa.

5. Gastos hormiga
Entrar al supermercado sin una lista que nos sirva como guía de lo que debemos comprar es uno de nuestros grandes errores. Al final, terminamos por llevarnos a casa cosas que ni queríamos. Sólo somos presas nuestros impulsos de consumidor.

Nuevamente, lo mejor es asignar un presupuesto para las compras del hogar y respetar ese gasto. En la medida de lo posible, también es aconsejable dejar de comprar antojos como golosinas o café cuando vamos por la calle.

Habilidades financieras que deberías aprender para ahorrar

presupuestor

Averiguar cómo reducir los gastos no es tan fácil como parece, ya que es posible que no se dé cuenta de dónde está gastando de más y puede ser difícil romper hábitos preexistentes.

Sin embargo, hay algunas formas de reducirlos con el fin de destinar más dinero a sus objetivos y menos a compras que no mejoran su vida o su situación financiera a largo plazo.

Cree un presupuesto

En su forma más simple, crear un presupuesto requiere tres cosas: saber cuánto gana, saber cuánto gasta y hacer un plan para gastar menos de lo que gana para que pueda ahorrar lo que sobra.

Una vez que sepa cuáles son sus ingresos y gastos, puede priorizar los gastos para lograr sus objetivos.

Un enfoque en este sentido es la regla del 50-30-20, en la que tiene que asignar el 50% de sus ingresos para los gastos obligatorios, como vivienda, mercado, servicios, entre otros. El 30% debe asignarlo a cosas que desea, como salidas a comer, entretenimiento y lujos. Y el último 20% debe ser para ahorrar.

Haga un seguimiento de sus gastos

Cuando una persona hace dieta, la principal recomendación es que cuente calorías, pues este proceso permite saber si está exagerando al comer, o comiendo menos de lo que debe.

Esta misma premisa básica aplica al seguimiento de los gastos. Si no sabe a dónde va su dinero, puede terminar gastando varios pesos adicionales al mes en pequeñas compras sin darse cuenta.

Pero si realiza un seguimiento de sus gastos, puede encontrar áreas problemáticas, y es más probable que piense dos veces antes de hacer una compra.

Cuidado con los servicios de suscripción

Si tiene suscripciones o membresías que ya no está usando lo suficiente para justificar el gasto mensual, cancélelas.

Si aún no lee todas las revistas que recibe en casa o no utiliza el software en línea por el que está pagando, está perdiendo dinero.

Cancele las suscripciones, los servicios de transmisión y las membresías que no utilice y que ya no valgan la pena.

Evalúe los servicios de telefonía celular y de televisión por cable

televisión por cable

Podría estar pagando de más por su servicio de telefonía celular. Una forma de reducir costos en este aspecto es cambiando de operador o evaluando su plan actual. Puede encontrar planes más económicos con los servicios que utiliza.

También puede evaluar su plan de televisión por cable, dependiendo de qué tantos servicios utiliza.

Estar atento a los gastos con tarjeta de crédito

Evitar el uso de tarjetas de crédito puede ser un gran aliado cuando se trata de controlar los gastos mensuales.

No es necesario que las cancele, pues pueden ser beneficiosas para el historial crediticio o para hacer compras grandes. Sin embargo, debe pensar dos veces antes de hacer una compra y siempre debe evaluar los intereses y las cuotas a diferir, procurando que no sean más de dos.

Establezca la regla de las 24 horas para las compras

Otra buena forma de asegurarse de que no se está gastando dinero sin pensar es retrasar las compras.

La regla de las 24 horas es un buen enfoque, pues establece que debe pensar durante un día antes de comprar algo que desee por impulso.

Ahorra durante una crisis económica | El ahorro
La economía personal y del hogar.

Zona de comentarios

Política de Privacidad Anúnciate aquí Contacto

Aviso de responsabilidad