Logo Clubplaneta
Buscar en el portal

Compártenos
FacebookTwitterGoogleCorreoPin it
/www.economia.com.mx/ >Artículos de economía.>Psicología de la economía>Los tulipanes de oro


Si en el mercado hay más tontos que papel, la bolsa sube. Si hay más papel que tontos, la bolsa baja.

Andre Kostolany.

Los tulipanes de oro

Uno de las primeras burbujas económicas de las que se tenga registro, sucedió en Holanda en el siglo XVII y fue llamada la tulipomanía. Aunque parezca difícil de creer, el objeto del deseo en ese mercado fueron los bulbos de tulipán, los cuales llegaron a tener precios exorbitantes y completamente fuera de toda razón.

crash de los tulipanes

Un mercado de tulipanes

El mercado de los tulipanes tiene su origen por el éxito del comercio de Holanda hacia las Indias orientales. En ese tiempo también se dio un gusto por las flores, y sobre todo, las flores exóticas que eran un símbolo de riqueza y ostentación.

Aparecen nuevos tulipanes, multicolores y bellos

Por causas que eran desconocidas en ese tiempo, los tulipanes holandeses de aquella época comenzaron a tener variaciones en su apariencia: nacían tulipanes multicolores, y prácticamente no había tulipanes iguales y todos eran irrepetibles. La belleza individual de cada tulipán ayudaba a aumentar su precio.

La burbuja de los tulipanes

Con los tulipanes multicolores, las variedades más raras de los tulipanes llegaron a ser bautizadas con los nombres de personajes ilustres y gente de mucho prestigio. Ya no era la razón o el valor justo lo que movía el mercado: ahora los tulipanes hacían sentir a la gente importante y poderosa.

Durante la década de los años veinte del siglo XVII el precio del tulipán comenzó a crecer a gran velocidad. Se conservan registros de ventas absurdas: lujosas mansiones a cambio de un sólo bulbo, o flores vendidas a cambio del salario de quince años de un artesano bien pagado. En 1623 un sólo bulbo podía llegar a valer 1000 florines neerlandeses: una persona normal en Holanda tenía unos ingresos medios anuales de 150 florines. Durante la década de 1630 parecía que el precio de los bulbos crecía ilimitadamente y todo el país invirtió cuanto tenía en el comercio especulativo de tulipanes. Los beneficios llegaron al 500%.

Incluso la peste bubónica que diezmo a la población ocasionó escasez de mano de obra para el cultivo de los tulipanes, lo que a su vez provocó que disminuyera la oferta y por consiguiente aumentara el precio de estas flores. Los tulipanes hicieron su debut en la bolsa de valores.

Nadie quería perderse esta "oportunidad" de hacer dinero, y todas las clases sociales, desde la alta burguesía hasta los artesanos, se vieron implicados en el fenómeno.

Explota la burbuja

Un día para anotar en la memoria: 5 de febrero de 1637. Ese día se vendió el último lote de tulipanes exóticos y raros por 90,000 florines. Ya al día siguiente se hizo presente el fantasma de los mercados: El desinterés. Algo cambio, quizá la razón, quizá los verdaderos dueños del mercado terminaron de vender y ya no desearon mantener los precios altos. Para el 6 de febrero ya no se encontró un comprador para un lote de tulipanes exóticos y la burbuja estalló. Los precios, que como dice el dicho, suben por escalera, bajaron por elevador. La gente ya no tubo forma de recuperar lo que había invertido, incluso a través de préstamos e hipotecas. Las flores ya no valían nada. Como todas las clases sociales habían participado, todas las clases sociales y el país quedaron en la bancarrota.

Aprendiendo de la burbuja

Hay que tener aprendizaje ante los hechos históricos para no caer en los mismos errores; ante un alza desmedida de precios hay que hacerse estas preguntas:

  • ¿Es sostenible el interés de la gente en lo que estoy comprando? ¿No es una moda?

  • ¿Estoy informado de lo que está impulsando el precio en el mercado?

  • ¿Qué me dice mi razón? ¿Hay valor? ¿Vale tanto algo que a la semana estará muerto?

  • ¿Puedo soportar que cierre el mercado y que lo que compré valga nada?

  • ¿Están entrando todos a la algarabía del mercado?

Autor:Alejandro Núñez

La Bolsa de los monos | Psicología de la economía
Artículos de economía.

Zona de comentarios

Política de Privacidad Anúnciate aquí Contacto

Aviso de responsabilidad